viernes, 16 de noviembre de 2012

Jesús del Silencio de Córdoba. 21 años te contemplan

Hoy hace justo 21 años que Nuestro Padre Jesús del Silencio llegara, tras un larguísimo periplo, a la parroquia de Jesús Divino Obrero.

Jesús del Silencio recién llegado a Córdoba.
Se trataba de la tarde noche del 21 de noviembre de 1991, cuando un cortejo compuesto por todas las Hermandades Agrupadas escoltó la única imagen del sanroqueño Ortega Bru en Córdoba desde la sede de la Agruapción de Cofradías al Cerro.

El por entonces hermano mayor de la Hermandad del Amor, Joaquín Santiago Fenoy (padre de uno de nuestros costaleros) y el Presidente de la Agrupación de Hermandades y Cofradías de Córdoba, Juan B. Villalba (antiguo Hermano Mayor de nuestra hermandad) hicieron posible, con el visto bueno de los obispos de Córdoba y Cádiz y de Silverio Sotomayor, cofrade gaditano, que la imagen pudiera encontrar, por fin, una sede donde poder rendirle culto.

Ortega Bru junto al boceto de Nuestro Padre Jesús del Silencio
La Hermandad del Amor se convirtió así en la única hermandad de Córdoba en procesionar tres pasos (no la primera, que lo fue la Hermandad del Huerto hasta su desaparición en la década de los 60) en 1992, siendo hoy un clásico cada Domingo de Ramos.

Azulejos a Nuestro Padre Jesús del Silencio en Córdoba y Cádiz

1 comentario:

  1. Antonio Santiago17 nov. 2012 9:33:00

    Que recuerdos de aquel bello día!!! Recuerdo esa mañana de preparativos, de ver esa dulce mirada, que aunque llevara con nosotros menos de dos meses, ya habia cautivado nuestros corazones. Fue emocionante ver la respuesta de todas las cofradias, como todas participarón en llevar al Señor del Silencio a su nueva casa. Recuerdo como vivi aquella tarde noche junto al Señor, con mi incensario, preludio de sucesivos Domingos de Ramos junto a El. Recuerdo con emoción al llegar al Puente Romano y a la altura del Custodio, Fray Ricardo le dedicaba unos versos, que servian de bienvenida a su nuevo barrio. Y el culmen fue al llegar al Cerro, un barrio esperaba ansioso a su nuevo "Vecino", del que habian oido hablar durante dos meses. Recuerdo el poema espontaneo de un vecino, que hizo que afloraran mis primeras lágrimas de emocion. Estaba viviendo un momento inolvidable en mi vida. Recuerdo una Iglesia abarrotada, dandole la bienvenida.
    Son recuerdos que se quedan en mi memoria, y que me hacen ver el privilegio que he tenido de nacer en el seno de una familia cristiana y cofrade. Son vivencias, que nadie podra robarmerlas, son vivencias que me hacen ver que yo fui participe de algo histórico, de algo muy bello, y que gracias a esto tan bello, me ha dejado a unos grandes amigos gaditanis que para mi son como familia.
    Muchas gracias a mi gente del Calvario, por hacerme recordar tan bellos momentod

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...