miércoles, 24 de noviembre de 2010

En los planes estaba que subieras al cielo. En los planes se leía que te habías ganado el descanso eterno, Antonio. Ahora ya descansas en su eterna gloria, querido "abuelo".

Sin embargo, los planes se tuvieron que retrasar y queriendo Jesús que vivieras el reconocimiento de tus hermanos, te permitió vivir y compartir todos los actos del XXV Aniversario de tu cuadrilla. Porque si este proyecto se debe a alguien, ese costalero eres tú. 


A quien comenzó con el costal siendo sólo un chiquillo y con toda la ilusión del mundo, enseñándonos que la devoción hacia el Señor no se mueve por edades. A quien no le tembló el pulso para enfundarse la camiseta de donante de órganos, mostrándonos que antes incluso que sobre sus hombros, donde realmente llevaba a Dios era en su corazón.


A quien quedará por siempre en el recuerdo de esta cuadrilla, por haber sido el primer y último costalero de Nuestro Padre Jesús del Calvario.

Antonio, ve tranquilo porque no sólo tienes el reconocimiento de quien llevaste clavado en tu cuello durante 25 años, sino también el reconocimiento más difícil, el de tus propios hermanos.


Y ahora, desde el cielo, te esperamos el próximo Miércoles Santo, hermano.

6 comentarios:

  1. Antonio, gracias por saludarme en cada ensayo cuando llegué a esta cuadrilla. Gracias por pellizcar el moflete de mi hija cuando terminaban los ensayos. Gracias por hacerme sentir parte de tu cuadrilla.

    ResponderEliminar
  2. El fallecimiento de unos padres es algo que nunca se olvida y más cuando este hecho se produce a una edad temprana y casi sin esperarse. Llega un momento que pocas noticias tristes pueden emocionarte, pero hoy querido Antonio has conseguido que derrame pequeñas lágrimas en tu memoria. Lo siento Antonio, descansa en paz junto al Señor del Calvario.

    ResponderEliminar
  3. Pues mi primer recuerdo de mi primer ensayo en el Calvario, en aquella mesa de 6 trabajaderas que teniamos alla por el año 95, era precisamente ir pisando con el paso cambiado a Antonio. Es extraño pensar que uno llegue a olvidar acontecimientos cercanos, y sin embargo recuerde claramente acontecimientos del pasado lejano. ¿Cómo creer que mis amigos han muerto cuando mis oídos aún disfrutan de sus voces?. No, lo negaré una y mil veces puesto que en mi mente permanecen vivos.

    D.E.P. Hermano.

    ResponderEliminar
  4. Querido Antonio, recuerdo perfectamente cuantas y cuantas veces hemos bromeado de tu edad de jubilacion del costal. Siempre bromeaba y te decía "abuelo que si te tenemos que regalar el paso te lo regalamos y ya está". Siempre sonreías y me decías que no tenías donde guardarlo. La última vez que hablamos de ésto fue en el último ensayo antes de la pasada semana santa y me dejiste una frase que jamás olvidare, "Lo dejaré cuando el señor quiera, no puedo ver un miercoles santo de otra manera". Este año amigo mio lo vas a ver desde el balcón privilegiado del cielo y no te preocupes que en el corazon de todos y cada uno de los miembros de tu cuadrilla estarás, porque más que un costalero eres nuestro amigo y no te olvidaremos nunca. Gracias antonio por enseñarme tantas cosas. Nunca te olvidaré.

    ResponderEliminar
  5. Enrique Garrido Montero25 nov. 2010 16:33:00

    Transmitir mi más sincero pésame a mis amigos de la cuadrilla de costaleros de Jesús del Calvario por tan terrible pérdida. No esteis tristes, él ya gozara de la presencia del Espiritu Santo y de todos los Santos.

    Un fuerte abrazo, y que cada Miércoles Santo se convierta en un homenaje a Antonio y a todos los hermanos difuntos del Calvario.



    Enrique Garrido Montero.

    ResponderEliminar
  6. Abuelo ,alli donde estes ,recibe un gran abrazo de uno que tuvo la suerte de salir contigo de costalero.
    Que tu Jesús del Calvario y Nuestra Señora del Mayor Dolor en su Soledad (San Cayetano),en la cual tuvo el inmenso placer de conocerte ,cuiden de ti y te tengan muy cerquita porque te lo has ganado.
    Gracias Antonio.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...